El mal uso del poder

26 04 2010

Hoy mi reflexión invita a todos a pensar en algo que está sucediendo estos días, de una manera más exacerbada si cabe, entre los medios de prensa de Madrid, léase el Marca, y los medios de prensa de Barcelona, léase el Sport.

No es de recibo, según creo yo personalmente, que se abra una guerra tal de despropósitos y que desde Madrid por ejemplo se acuda al sentimiento de algunos madridistas en contra de un equipo como el Barcelona, y en sus portadas penosas se apoye a un equipo italiano como el Inter del ínclito José Mourinho, con tal de no ver a un equipo de España en la final del Bernabeu.

Un día tuve esperanza, y era lector del Marca y oyente de Radio Marca…  ( ahora le llaman Charca y radio Charca, porque se meten en cada charco que no saben salir luego), pero ahora no puedo más que pensar en que no son buenos periodistas, sino una pandilla de facinerosos que ocultan sus miedos y sus envidias pero intentando hacernos creer que la culpa siempre es de los demás. Me parece muy triste su postura.

Yo conozco muchos seguidores del Madrid, y ante todo son una afición caballerosa, y cuando pierde su equipo contra otro reconocen el potencial y la superioridad de éste. Por lo menos así me lo han reconocido, por el último derby disputado frente al Barcelona.

En cambio, un periódico ha de tener el sagrado deber de informar de la manera más imparcial posible, evitando caer en descalificaciones, insultos o rebajándose a malas artes hacia el contrario deportivo.  Cosa que hasta ahora el diario Marca, el más leído de España, había respetado aunque con sus más y sus menos (léase por ejemplo: villaratos, cagómetros, madriditis, ayudas arbitrales, comités de disciplina…)

La respuesta desde el otro lado no se hizo esperar, y como dirían los recordados Hermanos Marx, y su “más madera”. La guerra dialéctica y de portadas no se hizo esperar mucho, y más con el resultado del partido de ida de las semifinales, en las que Mourinho, the special one, se ha ganado un sitio de honor entre los venerados madridistas, como lo es también Tamudo.

Si se vanaglorian en poner al Marca como el diario más leído de España, lo normal es apoyar al deporte español, y dejarse de pensar que Catalonia is not Spain, que diría alguno.

Seamos serios señores periodistas, señores presentadores radiofónicos y señores tertulianos. Le pese a quien le pese, el FC Barcelona es español, al igual que las Olimpíadas de Barcelona son las primeras y únicas celebradas en España hasta la fecha, y no exclusivamente de Cataluña.

Desde aquí un recuerdo a Don Juan Antonio Samaranch, verdadero impulsor del olimpismo moderno, el cual fue capaz de adaptar a un caduco COI, a los nuevos modelos tanto televisivos, como de patrocinios o de profesionales en el deporte.

¿Sería normal apoyar a Massa en vez de a Alonso? ¿Mejor animar a Federer que a Nadal? ¿Mejor ponerse del lado de Rossi en vez de Jorge Lorenzo?

¿Y si mete un gol Xavi, Piqué o Busquets con la Roja, dirán que ha sido en fuera de juego y que nunca debió de subir al marcador por ser del Barcelona? ¿Guti y Raúl al mundial en vez de Pedrito o Xavi? ¿Mejor que gane el mundial el Brasil de Kaká o el Portugal de Cristiano que la Argentina de Messi?

Somos españoles, y tanto me dará que el deportista sea de Toledo, Cuenca, Coruña, Alava, Valencia, Tarragona o Málaga. Si somos españoles debemos de apoyar a los nuestros independientemente de su procedencia. Independientemente de sus ideas políticas, afiliación, simpatías políticas o lo que sea… para eso tenemos una Constitución y todos los españoles somos iguales ante los ojos de la ley, para lo bueno y para lo malo.

No admito que se borre la gente a su antojo, porque en tu carnet de identidad no pone a qué partido votas o con cuál te identificas, ni de qué equipo eres, ni si vas o no a misa los domingos… solo pone fulanito de tal, español.

Dejemos de ser los Quijotes de Europa, dejemos las guerras fratricidas a un lado, y hagamos piña con el deporte español, todos a una y sin divisiones.

Catalanes, Gallegos, Vascos, Andaluces… somos todos españoles. Por el bien de un deporte, y de todos los deportistas.

Balatraka – Redactor THE ZONE ESPAÑA.

Anuncios




Una de vaqueros

25 04 2010

Cuando uno es un niño, siempre sueña al ser mayor con profesiones un tanto especiales. Unos quieren ser bomberos, policías, futbolistas, médicos, toreros, vaqueros o astronautas. Alguno lo ha conseguido, pero es muy complicado.

Antiguamente ser barrendero no era el sueño de nadie, porque eso de andar limpiando la basura de los demás no estaba bien visto ni tan siquiera era apetecible. Pero tal como va la crisis desarrollándose, y encima con lo que piden en la oposición y la gente que se presenta, lo veo hasta complicado llegar a ejercer esa profesión de barrendero. Ahora alguno daría algo por llegar a ser ese gris funcionario de las películas, aunque fuera por tener un empleo y encima estar fijo.

De los casos como bomberos, policía, futbolistas, toreros o astronautas son profesiones si cabe más complicadas de llegar algún día lograrlo. La única si cabe más sencilla es la de vaquero… pero las vacas están en granjas, se trasladan por carretera en grandes camiones  y se ordeñan automáticamente… se ha perdido el encanto.

Cuando somos niños, hasta jugar al futbol lo hacemos por mera diversión y entretenimiento, aunque a veces los hay que tienen un gran estilo y rebosan una gran técnica individual. Además en su cara se refleja esa seriedad y concentración propias de profesionales del balón… bueno, en su cara se refleja el golpe más que nada, pero luego le pasó.

Aquella visión del oeste americano, con los grandes rebaños cruzando el país de este a oeste, un camino lleno de peligros, que si los cuatreros, que si los indios, que si los malos acechando… pero siempre quedaba el pueblo con la guapa chica de la taberna dispuesta a lanzar una sonrisa de complicidad a un grupo de desaliñados vaqueros, sucios del polvo del camino y con ardientes deseos de beber una fresca cerveza.

Incluso un deporte tan americano como el Beisbol, está perdiendo la gracia como la tenía antaño. En esta imagen hasta parece el del suelo decir…”como te caigas encima, te vas a cagar…” En cambio el que va por el aire deberá de pensar en acordarse de la familia del que está en el suelo según se levante.

Qué cambios tan grandes se producen desde nuestra infancia hasta la realidad de la búsqueda de un trabajo. Incluso lo que hemos estudiado, con tanta ilusión y esfuerzo, no sirve más que para adornar nuestro CV, y el trabajo que encontramos no se corresponde en la mayoría de ocasiones ni con nuestra capacidad ni con el sueldo que podríamos merecer.

Por decirlo de una manera sencilla, queremos devorarnos la vida y es ella la que poco a poco nos devora a nosotros. En el mundo del MZ sucede algo similar. Muchos hemos conocido managers que al empezar se iban a comer el mundo, y al final ellos han sido los comidos.

Muchos empezaban con la ilusión del niño que sueña hacer algo grande cuando sea mayor, pero la realidad pone a cada uno en su sitio, el tiempo quita y da razones, y al final la competitividad es tan brutal, que ese mismo tiempo en el que maduras, te hace pensar las cosas con más tranquilidad y tomarte todo con cierta calma.

Somos capaces de ser los auténticos y creibles actores en un teatro en el que la alfombra no es roja sino verde… sino poneros en el lugar del árbitro que tras esa brutal agresión le viene el jugador diciendo, “si se ha tirado, arbitro… ¡pero que yo no he sido!”

Como un cierto día me dijo un conocido, cuando somos más jóvenes soñamos con comprar un GTI, pero con el paso de los años compramos un TDI. Dejamos de lado la velocidad o la locura de juventud y lo sacrificamos por la comodidad y la seguridad. Nos hacemos mayores hasta en gustos y responsabilidades.

Y al final somos los típicos clientes de cafetería del lunes, que tras leer la prensa, y nos convertimos por un rato en un organismo con varias personalidades. Solemos hacer las alineaciones de la selección, aconsejamos a cualquier entrenador sobre cambios y tácticas y hacemos de árbitros por un día, y todo a la vez.

Esto sucede aunque nos duela la cabeza, y no sea debido a una noche de juerga y alcohol con terminación a las tantas de la madrugada, y cantando canciones del estilo de “Asturias patria querida” acompañados por los amigos.

Saludos,





No es oro todo lo que reluce

18 04 2010

Como un día me dijo un conocido, hacer una mudanza es peor que una separación… y razón no le faltaba, porque él mismo se ha separado recientemente.

Será por envidia. Yo solamente hice la mudanza más larga de mi vida, casi la “madre de todas las mudanzas”. Además de llevar casi dos semanas entre pitos y flautas…

Han pasado los días, con el sabor de las promociones, pensando muchos en la próxima temporada, en el cercano nuevo “martes negro” con las retiradas y subidas de sueldos y también incluido un nuevo “partido del milenio”. El duelo de las galaxias. Como todos los años… cada vez que los dos trasatlánticos de nuestra liga enfilan sus proas el uno hacia el otro.

No es oro todo lo que reluce… ni tampoco el dinero da la felicidad, pero ayuda y mucho siendo un “pobre rico”. Hoy tras la celebración del “partido del año”, el “partido del milenio”, el “partido del siglo”, el más igualado choque que se recuerda, el Madrid-Barcelona de toda la vida.

Quiero pedir anticipadamente disculpas a los lectores, por si al leer este artículo, alguna de mis reflexiones no le son de su agrado. Sinceramente es lo que yo veo de manera sencilla, desde mi particular visión.

El Barcelona, ese equipo que todos sabemos a qué está jugando, con las ideas claras, con un sistema más que definido, ese equipo que ya deslumbró el año anterior, ese equipo que se decía al comienzo de esta nueva temporada que había perdido el hambre por seguir ganando títulos, ese equipo entrenado por un joven sin experiencia como decían también el año pasado.

Enfrente un Madrid como lo definió su propio técnico “en construcción”, un proyecto de talonario, figuras rutilantes muy mediáticas, más dinero gastado que muchos presupuestos de primera división y de casi toda segunda, sin juego definido, arropado desde los medios hablados y escritos, con sed de venganza con respecto a la humillación del año anterior, pero el resultado al final no ha cambiado.

Y tampoco las posiciones han cambiado con respecto a la temporada pasada a punto de terminar una “liga de dos”.

Se enfrentaban el proyecto de la cantera contra el de la cartera. Se enfrentaban el proyecto deportivo contra el proyecto empresarial, la Masía frente a los fichajes a golpe de talonario. Y después de más de 250 millones de euros… el resultado ha sido el mismo. Unos ganan con merecimiento y los otros piensan en cuánto gastarán el próximo año, cuáles serán los nuevos fichajes o cuál será el nuevo entrenador.

Un equipo, bueno un presidente, que ficha a los jugadores antes que al entrenador, un proyecto basado en las camisetas que venda el jugador, y al final siguen saliendo como “presuntos salvadores” un tal Raúl y un tal Guti. Mientras que dos desconocidos como Kaká lo veía desde casa o Benzema salía desde el banquillo sin aportar nada en absoluto.

Mientras del otro lado, con cierta incredulidad, se frotan las manos al ver las caritas del “pavo real”, como el gran y recordado Juan Manuel Gozalo llamaba cariñosamente a Cristiano Ronaldo al no poder con un espigado defensa llamado Piqué, al ver que esa “enorme pegada” se queda en una sensación de impotencia sin apenas sufrir faltas, sin dejar de ser presionados en todo el campo y viendo como se duerme el balón salvo cuando el omnipresente Xavi Hernández se le ocurría hacer más grandes de lo que son a un tal Leo Messi y a un tal Pedro, antes conocido como Pedrito y ahora conocido como Don Pedro (no tiene que ver con el cabrero de Heidi o con el Pedro que gritó en los Oscars Penélope Cruz).

El gran ingeniero Florentino para evitar cortocircuitos de tantas estrellas concentradas tenía varios fusibles (léanse los Peregrini, Valdano, Pardeza, Butragueño), y ya se ha quemado uno, el otro ingeniero, pero chileno. ¿Cúal será el próximo fusible en quemarse?

El amor a unos colores que habías soñado desde pequeño llevar, la humildad, el trabajo en equipo, el buen rollo de un vestuario, el salir a divertirse cuando juegas al fútbol… no hay dinero que lo pueda pagar. Eso solamente se lleva dentro, en el corazón, y por desgracia no se enseña en los colegios.

Trasladado al MZ, me ha quedado clara una cosa. La cartera está bien para reservarla cuando se necesita, durante estas dos semanas de promociones sin partidos de liga y para apuntalar un puesto que nuestro equipo cojea. El resto es nuestra cantera, nuestros jóvenes entrenados con esmero, con casi actitud paternal hacia un montón de nombres que no nos dicen nada, pero para nosotros lo son todo.

Señores managers, hagamos un esfuerzo, intentemos poner nervioso al seleccionador y a sus ayudantes, para que esta próxima temporada tengan que devanarse los sesos y temblar al ver una interminable lista de futuros jugadores de nuestra selección, tanto para la absoluta como para la S-21.

Seamos equipos de futuro, no solamente flor de un día. Mantengamos la humildad como bandera, y tengamos como estandarte el trabajo diario de nuestros jóvenes jugadores.

Pero por favor, no hagais que me sienta tan ridículo cuando veo alguno llamando a esto “transporte animal” … tan pero tan cutre.

Saludos,

* Autor del artículo : balatraka





El Trotamundos: MIAMI

14 04 2010

Miami (oficialmente City of Miami) es la principal ciudad del condado estadounidense de Miami-Dade. Está ubicada en el sureste de Florida sobre el río Miami, entre los Everglades y el Océano Atlántico.

Según el censo del año 2.007 cuenta con una población de 425.817; su área metropolitana engloba a más de 5,4 millones de habitantes, lo que la convierte en la séptima más grande de los Estados Unidos.

En términos de superficie, Miami es una de las grandes ciudades más pequeñas de los Estados Unidos. De acuerdo con la Oficina del Censo del país, la ciudad abarca una superficie total de 143,15 km². De esta área, 92,68 km² son tierra y un 50,73 km² son agua. Eso significa que Miami aloja más de 400.000 personas en 91 km², por lo que es una de las ciudades más densamente pobladas de los Estados Unidos, junto con la ciudad de Nueva York, San Francisco y Chicago.

En el año 2.008, Miami estaba inmersa en un importante boom constructor en el que 24 rascacielos estaban a la espera de sobrepasar los 122 metros; su panorama urbano (skyline) es el tercero en altura de del país, sólo por detrás de Nueva York y Chicago, y está situado en 18ª posición con respecto al resto del mundo según un estudio realizado por Almanac of Architecture and Design. La ciudad actualmente posee nueve de los diez rascacielos más altos del estado de Florida, siendo el más alto la torre del hotel Four Seasons, con 240 metros de altura. Las Naciones Unidas han calculado que en el año 2.007 Miami se convirtió en la cuarta área urbanizada más grande del país, detrás de las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Miami es considerada una ciudad importante en las finanzas, el comercio, los medios de comunicación, entretenimiento, artes y comercio internacional. La ciudad es sede de numerosas oficinas centrales de compañías, bancos y estudios de televisión. Es, también, centro internacional del entretenimiento popular en televisión, música, moda, cine y artes escénicas. El puerto de Miami es considerado el puerto que alberga el mayor volumen de cruceros del mundo y es sede, también, de varias compañías de líneas de cruceros. Además, la ciudad tiene la mayor concentración de bancos internacionales de todo Estados Unidos.

También en 2008, la ciudad fue galardonada con el título “Ciudad más limpia de América” de la revista americana Forbes por su año trabajando por la calidad del aire, grandes espacios verdes, sus limpias aguas potables y calles, y diversos programas de reciclaje. En ese mismo año, Miami se situó como la tercera ciudad estadounidense más rica y la 22ª del mundo, según un estudio de UBS AG.

Miami es la única ciudad de los Estados Unidos bordeada por dos parques nacionales, el Everglades Nacional Park al oeste y el Biscayne Nacional Park al este.

El clima de Miami es tropical con veranos cálidos y húmedos, e inviernos suaves y secos. La ciudad experimenta frentes fríos a partir de noviembre hasta marzo pero sin causar descensos bruscos en sus temperaturas medias, que por lo general no descienden por debajo de los 18 °C en ningún mes del año (Que envidia ¡ ¡ ¡).

En Miami se habla una amplia variedad de lenguas. Precisamente, Miami tiene la mayor población hispano parlante del hemisferio occidental fuera de América Latina. A partir del año 2.000, los hablantes de español como su primer idioma representaron el 66,75% de los habitantes, mientras que el inglés es hablado por el 25,45%.

Miami está dividido en muchas secciones diferentes, el corazón de la ciudad es  Downtown Miami y geográficamente está en el lado oeste de la ciudad. Esta zona incluye Brickell, Virginia Key, la Isla Watson y el puerto de Miami. Downtown está en el distrito central económico de South Florida, y en él están localizados muchos bancos principales, centrales financieras, atracciones culturales y turísticas, y torres residenciales.

El lado sur de Miami incluye Coral Way y Coconut Grove. Coral Way es un histórico barrio residencial construido en el año 1.922 que comunica Downtown con Coral Gables, y que es reconocible por sus calles repletas de árboles y sus casas antiguas. Coconut Grove se creó en el año 1.825 y en él se localizan el Ayuntamiento de Miami en Dinner Key, el teatro Coconut Grove Playhouse, el centro comercial CocoWalk, y multitud de bares, restaurantes, discotecas y tiendas bohemias. Es una vecindad con muchos parques y jardines como Villa Vizcaya (Visita obligada), The Kampong, el Barnacle Historic State Park, y es hogar del Centro de Convención de Coconut Grove, de muchos de los colegios privados más prestigiosos del país y de numerosas casas y urbanizaciones históricas.

En el lado oeste de la ciudad se encuentra Little Havana, West Flagler y Flagami, además de numerosos barrios tradicionales de inmigrantes. Aunque antiguamente fue una vecindad mayormente judía, hoy en día alberga inmigrantes de América Central y Cuba en especial, mientras que el barrio de Allapattah, en el centro de la zona oeste, es una comunidad multicultural de muchas etnias.

La zona del norte de Miami incluye Midtown, un distrito con una gran mezcla de diversidad étnica con multitud de caribeños, hispanos, bohemios, artistas… A este distrito pertenecen los barrios de Edgewater y Wybwood, que cuentan especialmente con altas torres residenciales. Los residentes de alto poder adquisitivo normalmente viven en la parte noroeste, en Midtown, Miami Design District y Upper Eastside. La zona noroeste de la ciudad destaca por las comunidades de afroamericanos e inmigrantes caribeños, como Little Haiti, Overtown y Liberty City.

Como hemos dicho antes, Miami es uno de los centros financieros más importantes de Estados Unidos, pese a ello, el turismo es la fuente de ingresos más importante de Miami. Sus playas, hoteles, congresos, festivales y diversos eventos atraen a una media de más de 12 millones de visitantes anualmente, dejando en la ciudad unos 17.000 millones de dólares. En el año 2.003, la ciudad fue visitada por 10,5 millones de turistas, lo que significó unos ingresos de 11.000 millones de dólares. El histórico distrito de Art Decó en South Beach es uno de los más glamurosos del mundo debido a sus famosas discotecas, playas, edificios históricos y tiendas.

Las calles principales para realizar compras y paseos son Fleger Street y Biscayre Boulevard, este ultimo cuenta con el conocido centro comercial Omni. Los fines de semana se suele ir de compras por el Tropicaire Drive-in Theater.

En Miami también se encuentran numerosos museos, la mayoría de ellos en el centro de la ciudad. Entre ellos se incluyen el Museo Bass, el Museo Frost Art, el Museo Histórico del Sur de Florida, el Museo Judío de Florida, el Museo Lowe Art, el Museo de Arte de Miami, el Museo de Niños de Miami, el Museo de la Ciencia de Miami, el Museo de Arte Contemporánea, el Museo de Vizcaya y Gardens, el Museo Wolfsonian-FIU y el Centro Cultural de Miami, casa de la Biblioteca Pública de Miami-Dade. Otros populares destinos culturales en la zona son la Isla de la Selva, el Miami MetroZoo, el Miami Seaquarium (Hogar del famoso delfín Flipper) (www.miamiseaquarium.com), y diversos parques y jardines en la ciudad y alrededores; existen unos ochenta parques en Miami. Los parques más grandes y famosos son el Bayfront Park, el Parque Bicentenario, el Jardín Botánico Tropical de Fairchild, Tropical Park, la Isla Watson, el Morningside Park, y la isla Key Biscayne.

Miami cuenta con cuatro equipos de las grandes ligas norteamericanas: Miami Dolphins de la NFL, Miami Heat de la NBA, Florida Marlins de la MLB y Florida Panthers de la NHL. Además, Miami es casa de otros equipos y eventos deportivos como el club de fútbol Miami FC, el Masters de Miami de tenis, numerosas carreras de galgos, puertos deportivos y campos de golf.

Estando en la ciudad que estamos, debemos hacer una parada en el mundo cinematográfico, y es que en Miami se han rodado multitud de películas conocidas, entre las que se incluyen: Algo pasa con Mary, Ace Ventura: Detective de Mascotas, 2 Fast 2 Furious, Dos policías rebeldes, Transporter 2, Blow, Mentiras Arriesgadas, Miami Vice y Casino Royal, Goldfinger y Operación trueno de James Bond entre otras muchas.

La televisión también ha tomado la ciudad como escenario para muchos programas y series, entre los que destacan CSI: Miami y Dexter. Y como no destacar que uno de los videojuegos más vendidos de la historia Grand Theft Auto: Vice City está ambientado en la ficticia ciudad de Vice City que en realidad es Miami e incluye parte de la arquitectura y geografía de la ciudad.

Uno de los mayores incentivos para visitar Miami son las playas, y a este respecto, os aconsejo una de las más famosas, South Beach, que es una de las zonas más populares de Miami Beach; en sus playas se permite tomar baños de sol en topless.

Otra de sus atracciones es una vida nocturna muy activa y dinámica, con más de 150 clubes, discotecas y similares, así como innumerables restaurantes.

Cuando el sol cae, la ciudad se llena de brillo, luces y música, y las opciones para divertirse se multiplican debido a que cada barrio ofrece diferentes alternativas para disfrutar de la noche como más le guste a cada persona.

Las calles de South Beackh se convierten en una gran fiesta informal donde el baile y la música de los clubes de moda hacen vibrar las aceras.

En el centro de Miami, en el Downtown, se encuentran reconocidas discotecas como Space o Metrópolis, lugar donde se llevan a cabo los recitales de los cantantes latinos más conocidos del momento. En los barrios de los alrededores se puede disfrutar de un clima más relajado paseando por el tranquilo barrio de Sunset o participar de estupendas exposiciones de arte y moda en el Desing District que culminan en inolvidables fiestas que duran hasta la madrugada.

En Coconut Grove se encuentran varios cines, teatros y restaurantes en un ambiente bastante más apacible.

Los lugares de más elegancia y distinción sin duda se encuentran en Coral Gables con sus galerías de la avenida Ponce de León y sus lujosos restaurantes y pubs modernos.

En el barrio de la Little Havana la calle principal se convierte en una muestra de arte al aire libre con un clima festivo y bien latino.

Sin duda es una ciudad para visitar, y como dijo furiaroja a la vuelta de su viaje de “trabajo”, “Nunca me cansaría de sus playas, su noche y su ambiente”.

Srperez – Redactor The Zone Spain.





En breve empezamos

6 04 2010

Buenas:

Un post de prueba para ver qué tal funciona el asunto, y en breve abrimos el blog.

Una mierda el editor rápido, se supone que deja subir audio pero no hay ningún formato compatible, lolz





2 04 2010

Hola mundo!