De la cultura patria y la extranjera (II)

12 01 2011

Introducción: Lee la primera parte aquí

 

En la última edición de la Torre dejé a medias una réplica al artículo que publicó srperez en el número 400. Para quien no recuerde en qué quedó la cosa, Rafa se quejaba de la invasión cultural que sufrimos por parte de los Estados Unidos, y de cómo su cine y su música desplazan a la que se produce aquí. Yo, sin quitarle la razón, pues la tiene, comentaba que el ostracismo al que relegamos a buenos músicos/letristas españoles también se debe a la escasa atención que prestamos a las letras de las canciones, y que hay canciones que la gente no escucha por no ser en español. El tema del cine quedó pendiente para otro día, y ese día ha llegado.

 

Citando el artículo original, la queja principal de Rafa viene a ser ésta: En el cine no nos va mucho mejor, y es que me atrevería a decir que el 90% de las películas que consumimos actualmente son americanas. Hasta en los anuncios de televisión contratamos actores extranjeros por encima de los patrios. Se me ocurre que el anuncio de Nespresso, bien podrían protagonizarlo Santi Millán y Santiago Segura en lugar de George Clooney y John Malkovich. Por supuesto Santi haría de guapo, que el Segura no da el perfil para ese papel…

Como tengo un morro que me lo piso, le robo a Rafa la imagen del anuncio que puso en el Sacapuntas

Y como siempre, su parte de razón tiene. Basta asomarse a cualquier cine y ojear la cartelera para comprobar que la inmensa mayoría de las pelis que podemos elegir son norteamericanas, salpicadas con algún producto patrio y, quizá y no siempre, alguna película francesa, inglesa, argentina o japonesa. Muy de vez en cuando se ven películas de otros países, siempre que tengan un perfil más comercial, se me ocurre Ciudad de Dios, por ejemplo. Según estoy escribiendo, ando ojeando la cartelera del cine con más salas de Valladolid, y si bien hay más películas españolas de lo habitual (No controles, También la Lluvia, Balada Triste de Trompeta, Entre Lobos, Tres metros sobre el cielo, Los ojos de Julia y Bruc, el Desafío) las más conocidas tienen sello yanki (Las Crónicas de Narnia, o Ahora los padres son ellos, y aunque Harry Potter llegue con bandera inglesa, la mayoría creerá que es americana, como yo mismo.) y hay alguna peli suelta de otras nacionalidades (una francesa, una belga y dos angloparlantes, desde Gran Bretaña y Australia), y si miramos los próximos estrenos el cine de Hollywood gana por goleada. Además, coincide que alguna de las españolas lleva tiempo en cartel y se han unido a estrenos recientes, de ahí que parezca que abunden las pelis de aquí.

 

Ahora bien, llegamos al anuncio de Nespresso, y de cómo lo podrían haber interpretado actores españoles en vez de americanos.

A este planteamiento le veo dos problemas: el objetivo del propio anuncio y lo adecuado de la elección de los actores. Sobre lo primero, como bien apuntó mi novia, hay que plantearse si el objetivo del anuncio es el mercado español o también el internacional. No tengo idea de qué recepción tendrá la marca fuera de España, pero trasteando por la Wikipedia en español he encontrado una foto de una tienda de Nespresso en Londres. Eso, unido al hecho de que la marca pertenece al Grupo Nestlé, una potente multinacional, hace sospechar que el anuncio se haya emitido en otros países además de aquí. Y sintiéndolo mucho, tienen más proyección internacional Clooney y Malkovich que Segura y Millán. Apostar por los yankis es jugar a caballo ganador en el plano internacional, y la compañía va a mirar el beneficio que les producen dos estrellas de Hollywood, conocidas en todo el mundo, y dos actores conocidos en España pero semidesconocidos fuera. No hay color, nos guste o no.

 

Luego está la cuestión de la adecuación, el decoro del que hablaba Horacio. Rafa dice que el papel de guapo sería para Santi Millán, por lo que Segura quedaría en el papel de Dios. Y eso puede funcionar en un contexto humorístico (en Dogma de Kevin Smith Dios es grande, bondadoso y justo… y Alanis Morrissette) pero no en uno más serio, por mucho toque gracioso que tenga el citado anuncio. Segura haciendo de Dios serio no funcionaría, igual que no pondrías a Sean Connery a su edad a hacer de galán veinteañero o a Miley Cirus a la suya a interpretar a una mujer menopáusica. La imagen que tenemos de Dios es de un hombre mayor con aire venerable, imagen que Segura no da y sí, por ejemplo, Emilio Gutiérrez Caba, por seguir con actores españoles. Un casting bien hecho ha de adecuarse a lo que se quiere conseguir. No funciona igual como tipo duro Zac Effron que Dwayne Johnson, igual que The Rock como galán guaperas tiene poco futuro. Puede que tenga más peso en mi razonamiento el punto anterior, pero no ha de olvidarse éste.

La prueba definitiva de que Dwayne Johnson no vale para galán guaperas

Por último, una consideración sobre el cine español y el americano. Hay una tendencia opuesta entre crítica, público y gremio de actores a la hora de considerar ambos cines. Mientras el público prefiere las películas yankis (a la taquilla me remito), crítica y gremio ensalzan sin parar las películas y actores, hasta el punto de considerar más influyentes en sus vidas a Fernán Gómez antes que a James Stewart, que Burt Lancaster no aparezca entre “los 100 actores que marcaron una vida” (toda una vergüenza) o El día de la Bestia antes que El Hombre que mató a Liberty Valance. (leedlo aquí) Y yo me pregunto: ¿de verdad? ¿Hablamos en serio? ¿Es tan bueno el cine español? ¿Tenemos actores más icónicos y actrices más guapas que las de Hollywood? ¿Tiene el cine español la suficiente imaginación y talento para rodar una película como Origen? ¿Ha marcado más Alfredo Landa que John Wayne? ¿Gracita Morales más que Marilyn Monroe? No veo demasiado cine español, lo admito, así que no creo juzgar de forma ecuánime, pero me ha marcado más Clint Eastwood que Jose Luis López Vázquez. Y creo que a más gente le pasa igual.

 

En resumen, tanto de este artículo como del otro, USA nos invade, sí, hay que defender el producto español, también, pero al César lo que es del César: la Mahou nunca será tan buena como la Grimbergen, el DYC jamás podrá con el Jack Daniel’s y la Derbi correrá mucho pero no es una Harley Davidson. Igual que donde esté una paella que se quite una hamburguesa. Aunque joda, hay que reconocer que en algunas cosas, los yankis nos dan vueltas. Pero que también nos llenan de mierda. Meterlo todo en el mismo saco no es hacer justicia ni a unos ni a otros (si a nosotros nos jode que nos equiparen en según qué cosas, no hagamos lo mismo). No hay que ser tonto ni de mente cerrada, mientras sea posible. Y éste es uno de esos casos.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

13 01 2011
Ikke

Hermanito:

Como en la primera parte del post vuelves a meter la pata hasta el fondo.

Nestlé no es una empresa española así que no entiendo por qué tendrían que utilizar actores españoles en sus anuncios. Porque, no pretenderás que hagan anuncios con actores nacionales en cada país en que se emiten sus anuncios, ¿no? Aquí en Holanda también se emite y qué tendrían qué hacer, uno en holandés y otro en flamenco para que los belgas no se sientan ninguneados?
Lo suyo hubiera sido hablar de los anuncios de Freixenet y sus burbujas, ¿no crees?

La Grimbergen es una cerveza belga, ¿qué pinta en un post sobre la cultura americana? Y la Derbi es una moto de carreras, ¿qué coños tiene que ver eso con las Harley a las que muchos denominan motos de abuelos porque no corren? y para tu información, Derbi ya no es una marca española.

En fin, que antes de escribir te informes un poquito para no quedar como un patán.

13 01 2011
mikemarlowe

Buenas:

I’m sorry, pero el anuncio de Nespresso no lo traje yo a colación, sino el artículo al que doy réplica, así que como tal me limito a comentar lo escrito por mi colega (otra cosa es que no se haya subido ese artículo al Blog)

Sobre la Grimbergen es una alusión al título, que habla de la cultura patria y la extranjera en general, algo más asequible para el lector medio que, por ejemplo, la Old Foghorn, californiana, pero que muchos no conocen/han probado.

La comparativa Derbi/Harley viene más por el lujo que supone la segunda sobre la primera. Sí, una Derbi correrá, pero no tiene el aura mítica de una Harley.

Y por supuesto, el comentario tenía que ser negativo.

14 01 2011
Full Norbert

El que no quiera reconocer que los yankis nos dan 2398573409673498674309 mil vueltas tanto en cine como en música, una de dos: o destila un patriotismo de lo más rancio, o está ciego/sordo. Es así de simple.

16 01 2011
Kos

Estoy bastante de acuerdo con este artículo y el la primera parte del mismo. En tema de música no voy a meterme demasiado, porque tenemos gustos musicales bastante dispares, aunque la verdad es que me gustan canciones de distintos géneros musicales, pero con el heavy y el rock más duro no puedo… es cuestión de gusto musical.
Pero con lo demás si que me gustaría comentar. Es cierto que en tema cinematográfico USA nos da tantas vueltas como ha dicho Full Norbert. Y es que de 50 películas españolas que salen, 25 son las chorradas de siempre, y 20 tratan siempre los mismos temas (problemas sociales y guerra civil)… y sólo de vez en cuando podemos ver alguna novedad interesante. De Estados Unidos vienen también muchas chorradas, muchas comedias cutres, pero desde luego hechas con mejor gusto. Las comedias españolas a mi, personalmente, no me hacen pizca de gracia. Pondré algunos ejemplos:
Si me dan a elegir entre… no sé, Dragonball (una película estadounidense nefasta) y Mentiras y gordas… preferiría volver a ver la primera que tener que aguantar la segunda. Ahora bien, si me pones una peli como La torre de Suso, ya cambio de idea. No tiene nada que ver la procedencia de una película… es cómo se venda y lo bien que se haga, e intentar salir de estereotipos, que aquí, en nuestro país, se hace mucho.
Además, que carajo, que cada uno vaya al cine a ver la película que le salga de los cojones, que escuche la música que le venga en gana y que consuma los productos que más le gusten, ya venga de China o de Argentina. Ahora bien, si me preguntais, prefiero una buena tortilla de patatas ante todo, pero no le hago asco al sushi, a la comida china, a una pizza, a una bratwurst o a una buena hamburguesa (McDonald’s y Burguer King no, porque me suelen sentar mal…)
Ahh, por cierto, cuando vaya a Inglaterra ya te pediré por ese pub del que tanto hablas donde ponen las mejores hamburguesas del mundo acompañadas con una buena cerveza, que tiene muy buena pinta 😉

21 01 2011
Álvaro Rojas

Completamente de acuerdo con Full. En cine, y música, nos dan tropecientasmil patadas.

Yo escucho muchísima música, es mi mayor pasión y jamás, a día de hoy, he conocido un grupo patrio que me haga sentir lo mismo que las bandas de fuera (no sólo yankis).

Y con el cine…¿para qué empezar a nombrar pelis yankis y pelis de aquí? Si que en España se hacen buenas pelis, claro, pero es que esas son 2 de 10 españoladas que se estrenan cada temporada. Patético.

Por cierto, recomiendo ver la nueva obra de Clean Eastwood, Mas Allá de La Vida.

Álvaro Rojas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: