Consideraciones sobre Cristiano Ronaldo

23 04 2010

Es poco habitual ver en la Torre contenidos deportivos, ya que normalmente se dedica a temas más socioculturales, pero ya que el debate está ahí, y nunca encuentro la ocasión de dar mi opinión con todo lujo de detalles, aprovecho la plataforma que me brinda mi artículo semanal me proporciona para hablar del portugués, sin que sirva de precedente.

Poca presentación necesita este futbolista, pero a modo de resumen diré que tras batir el record de traspaso más caro de la historia (94 millones, y dos más en concepto de no sé qué, creo que comisiones) y recalar en el Real Madrid, se ha generado debate tanto por sus actuaciones en lo futbolístico (si es el mejor del mundo o lo es Messi) como en lo extradeportivo (principalmente su comportamiento dentro del campo con los aficionados de otros clubes, el copar las portadas una y otra vez por nimiedades y, en menor medida, sus contratos publicitarios), con fervientes admiradores entre las filas de los seguidores y no menos ardientes detractores. Servidor de vosotros, lectores, tiende más al segundo grupo, y espero que quede claro el por qué.

En lo puramente futbolístico, negar el talento de Cristiano es, salvando las distancias, negárselo a un grande en su especialidad, pongamos Miguel Ángel, o Cervantes. Es un portento de la naturaleza, tiene una velocidad endiablada, buen manejo del balón y un potente golpeo del mismo en faltas y penalties. Suele ser un hombre que toma la responsabilidad del equipo, aunque a veces peque de individualista. Sobre si es o no el mejor del mundo, es un debate a mi juicio innecesario. Tenemos la suerte de poder contar con él y con Leo Messi en el campo, así que ¿por qué no sentarse y disfrutar? Sobre la profesionalidad del jugador había dudas, pues sus famosas fiestas de verano hacían presagiar otro juerguista a los que ya había tenido el club. Pero el astro portugués vino a decir (en esencia, no tengo la cita literal) que durante la temporada estaba al 100% con el equipo, pero que cuando estaba de vacaciones hacía lo que le apetecía. Y que me corrijan si me equivoco, pero de todas las polémicas generadas en torno a Cristiano Ronaldo, ninguna ha sido por cuestiones de fiestas o salidas nocturnas del jugador. Creo que eso dice bastante a favor de su profesionalidad, lo que no dice tanto de él es irse de fiesta con Paris Hilton, pero eso es otro tema.

Cristiano a punto de arrancar con el balón controlado

Sin embargo, su actitud en el campo ha suscitado muchas reacciones. Se debate sobre si es un chulo, sobre si no lo es, si se le insulta, sobre sus reacciones a los insultos, si se le tiene envidia, si no se le tiene envidia, etc. Levantó mucha polémica el codazo a Mtlinga, del Málaga, ya que también suele recibir leña. También su reciente enfrentamiento con los seguidores del Almería. ¿Merece el portugués el desprecio de la gente o es envidia cochina, esa que tan bien se nos da en España? Vayamos punto por punto.

Ciertamente, el público no contribuye en nada. Los insultos al jugador no son más que meras provocaciones con el fin de calentar al jugador y desconcentrarlo. Es una lástima, pero es así: la estrella del equipo contrario recibe el insulto de la grada, cuando la misma debería apoyar a su equipo con cánticos de apoyo. Pero Cristiano también contribuye, sin querer. La gente sabe que se pica, y por tanto le insulta con más ferocidad. Él no se lo toma bien, y reacciona con gestos poco agradables hacia la grada, lo que hace que aumente su “fama” de provocador y chulo. Yo entiendo que debido al carácter no quiera callarse, pero mejoraría su imagen siendo más elegante con el público. No le vendrían mal las Lecciones de Urbanidad de Serrat:

Sobre el tema envidia tengo que ser más personal. Los defensores dicen que le envidiamos porque es alto, joven, guapo, y rico. Y cachas. Y tienen parte de razón y en parte se equivocan. Por ejemplo, en cuanto a lo de alto, personalmente me da igual. Soy considerablemente más bajo, y no tengo ningún problema. En caso de envidiar la altura, preferiría superar el 1,86 del portugués, más bien llegar al legendario 1,94 de John Wayne. Pero en esencia me da igual. Lo de cachas lo mismo. Seguramente por mi constitución no tendría una musculatura similar a la de Cristiano, pero está claro que si no la trabajo, nunca la tendré. Y como me da bastante pereza ponerme a ello, es lógico que no tenga un físico ni remotamente parecido, aunque supongo que si me pongo a ello, algo de músculo marcaré. Y lo de joven es evidente que, siendo sólo un año mayor que él, sí que no me afecta.

Pero llega el tema de ser guapo, rico y chulo. Está claro que en cuanto a lo de rico, sí, me gustaría ganar lo que él gana. ¿Y a quién no? Dinero para gastar ahora y manejado con habilidad tranquilidad para el futuro. A todos nos gustaría tener la vida resuelta a los 25 años. O casi. Y hay que admitirlo, poca gente gana a su edad lo que gana Cristiano. LeBron James quizá. Fernando Alonso le andará no muy lejos (creo que gana más cristiano por la publicidad, pero no creo que el piloto se quede corto) y poco más. Cuando pienso en gente que gana cantidades ingentes de pasta, la mayoría tienen bastantes más años que CR9 (los Stones, U2, Bil Gates…) Ganar lo que gana este chico a sus años es algo que muy pocos pueden. Y decir que no te gustaría ganar tanto, no me lo creo. Otra cosa es que se le dé más o menos importancia. Pero el hecho en sí dudo que sea indiferente. Yo al menos lo veo así, no le doy importancia, me gusta la vida que tengo, pero sí me gustaría ingresar en mi cuenta bancaria lo que gana el portugués.

En cuanto a lo guapo y chulo, ahí radican mis principales críticas. Por lo general no suelo tragar a los deportistas chulos. Excepciones hay, se me ocurren Schumacher o Big Show. Pero en general los niñatos chuloplaya no los aguanto. Y CR9 encarna todos los males del niñato posturitas y guay. Es artificial y forzado. Le falta clase y elegancia. Un auténtico chulo no va dando el cante, en plan “miradme lo chulo que soy”. Necesita los focos a todas horas. Un auténtico chulo no. Es chulo, y lo sabe. Simplemente le sale de dentro. No es forzado. Siempre pongo el mismo ejemplo cinematográfico: Carlito Brigante vs Peter Parker. En Spiderman 3 sale Parker (encarnado por el blandito Tobey Maguire) por la calle, trajeado de negro, saludando a las chicas en plan “mirad qué guay soy” y da vergüenza ajena. En Atrapado por su pasado, cuando Carlito (interpretado por un hombre con clase, Al Pacino) vuelve al barrio y recibe los saludos de viejos conocidos en una escena similar a la anterior, no necesita esas chorradas. Es estilo: cabeza alta, gafas de sol, gabardina, paso firme. No necesita ir diciendo: “Eh, miradme, soy Carlito”. Su mera presencia lo dice: aquí estoy.  Cristiano es como Peter Parker. Y lo de guapo, en fin. Tengo el canon de belleza masculina actual en seria duda desde que en él figura Robert Pattinson, que no es un Iván Campo, pero es feo. CR9 se deja mirar. Pero es todo cara bonita y para de contar. Elegancia cero. Además de vestir como un pijo, no tiene clase llevando la ropa. Mi ejemplo, George Clooney. Clooney se pone una camiseta blanca y unos vaqueros y está elegante. Simplemente la ropa le queda bien. Tiene estilo. Y no hace falta ser guaperas para tener estilo. Bogart lo tenía y no era uno de los hombres-reclamo de Hollywood, como Cary Grant. O un ejemplo más actual, Benicio del Toro. Saber estar. Clase, elegancia. De todo eso carece Cristiano Ronaldo. Así que se puede quedar con su supuesta belleza.

¡¡¡¡Pero qué puto estilo tiene Pacino, joder!!!!

Las conclusiones son claras. Un crack jugando, pero un cero en comportamiento y en estilo. Un auténtico chulo ha de ser un punto cínico, a lo Robert Mitchum en Retorno al Pasado. Pero en la época actual, eso se ha perdido. Así que Ronaldo no me vale como modelo a seguir. Será un fenómeno en el campo, pero nada más. Fuera de él, me quedo con Messi. Y con Tony Montana como chulo, bastardo y cínico con estilo. Cristiano no vale para eso.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

23 04 2010
Balatraka

Como le llamaba el recordado Juan Manuel Gozalo al amigo CR9, es el “pavo real”. Como en sentido figurado, los pavos reales son gracias a su abanico de plumas una de las especies más bellas de la naturaleza, y parecen tener ese aire de superioridad y prepotencia sobre el resto.

En caso del portugués, si lo comparamos con Leo Messi, es lo mismo que comparar a la Hormiga y a la Cigarra… y todos sabemos como terminó la fábula.

Que aprenda el protugués de Messi, Xavi o de Iniesta. Eso es tener cultura, educación y sobre todo ser ejemplo para millones de niños que juegan en los recreos de los colegios.

Grande Rexo… pero nunca llegaremos a tener la tableta de chocolate de CR9… porque por lo menos la mía se derritió con el calor al pasar los años.
(Si llega a nacer el niño le llamo o Heineken o Carl o Berg… estoy indeciso)

23 03 2011
Álvaro Rojas

Bueno de Ronaldo se pueden decir muchas cosas y podríamos estar discutiendo largo y tendido. Solo diré que para mí, como futbolista, Ronaldo me gusta mucho más que Messi, lo veo mucho más completo que éste. Son distintas formas de juego, pero Ronaldo suda más la camiseta, da mucho más juego, busca más el balón. Sin embargo, Messi está a las caídas, esperando el balón que le ofrece o bien Iniesta, o Xavi o el mismísimo Villa que no puede ser él al 100% porque tiene que darle si o sí, protagonismo a Messi.

No desprestigio a Messi, son ambos enormes futbolistas, los mejores, solo que, para mi humilde opinión, Cristiano es mejor.

Álvaro Rojas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: